Cerro Colorado 5240 Torre I, Piso 18

Las Condes, Santiago de Chile.

+56 2 2638 1527

contacto@ga-abogados.cl

Mantente siempre informado.

Blog

Privacidad: el riesgo totalitario

Control por geolocalización, vigilancia mediante pulseras electrónicas, reconocimiento facial. Gobiernos y ciudadanos dudan entre seguridad y libertad. Puede que este sea el gran debate tecnológico del siglo XXI.

Decía Milton Friedman que solo una crisis, real o figurada, genera verdadero cambio. Hoy estamos ante una crisis cuántica, real y figurada a la vez. Terriblemente real para los que han enfermado o han muerto o han perdido seres queridos; para los que se han quedado sin trabajo o ven arruinarse el negocio. Agotadoramente real para los que luchan contra ella en hospitales, laboratorios, asentamientos de refugiados y residencias de ancianos. Pero no es más que una gripe exagerada para los que desafían la cuarentena haciendo botellón en las plazas o yoga en los parques, un contratiempo electoral para los que abren la economía antes de tiempo y un complot de poderosos para someter al pueblo para los amantes de la conspiración. La pandemia de la covid-19 es una nueva clase de desastre, caracterizada por un conflicto irresoluble entre sus diferentes versiones.

La disonancia cognitiva es permanente y cotidiana. La Bolsa se hunde y la economía se derrumba, pero tenemos agua, electricidad, comida y series a la carta. El Gobierno decreta el registro de todos nuestros movimientos con estudios de movilidad a través de los mismos teléfonos con los que tocamos himnos de resistencia antifascista desde el balcón. Nos asfixiamos en casa cuando en la calle flota el aire descontaminado por primera vez en décadas. Es el peor de los tiempos y es el mejor de los tiempos. El renacimiento y el apocalipsis a la vez. Adaptarse a las contradicciones tiene un precio. “Nadamos en Netflix y en redes sociales y en podcasts, y todas estas distracciones nos mantienen absortos en un mundo de ficción”, comentaba Naomi Klein en una entrevista reciente. “Y este es un momento en el que deberíamos estar siendo testigos de la realidad de la manera más cruda que se pueda”. En su última columna para la web de noticias The Intercept, la autora canadiense advertía que se está configurando una especie de doctrina del shock pandémica, donde los Gobiernos toman medidas antidemocráticas bajo el amparo del estado de emergencia y en alianza con las grandes tecnológicas, que amplían su acceso a nuestros datos como parte del botín. Klein lo ha llamado screen new deal.

Leer nota completa en: https://elpais.com/elpais/2020/05/26/eps/1590509740_451730.html

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email